9 trucos para que no te duelan los zapatos de tacón y evitar rozaduras

9 trucos para que no te duelan los zapatos de tacón y evitar rozaduras

Se acercan fechas de bodas, bautizos y comuniones… Descubre 9 trucos para que no te duelan esas sandalias de tacón que tanto te gustan y evitar rozaduras.

Las sandalias de tiras con taconazo o los peep toes con plataforma al estilo Letizia… ¿Qué fémina no muere por ellos? Y es que, hay que ver como estiliza y que bien sienta un buen tacón en la pierna de una mujer, ¿hay algo más femenino que esa imagen? Pero también estaremos de acuerdo en que los peores zapatos del mundo son aquellos que lastiman los dedos, los tobillos, los talones…

nuevas tendencias otoño invierno 2016 2017

Estrenar zapatos nuevos sin dolor de pies

Los pies son muy sensibles a rozaduras, ampollas y heridas, sobre todo, cuando estrenamos unos zapatos nuevos. Para evitar que el calzado te lastime puedes seguir los siguientes trucos, remedios y consejos fáciles y asequibles que hemos recopilado para que puedas lucir los taconazos y plataformas que más te gustan sin sufrir.

9 Trucos para que no duelan los tacones

1. Vaselina antifricción

Si hay un truco fácil, económico y cuyo remedio seguro que tienes en algún cajón de tu casa, es el de la vaselina. Lo más común cuando estrenas unas sandalias o andas largo rato con ellas en la época de la primavera o el verano es que surjan las incómodas y dolorosas rozaduras.

Evita rozaduras y ampollas en los pies y estrena zapatos nuevos sin miedo con el truco de la vaselina

Un solución en primavera es utilizar unas medias finas de verano sin puntera. Con las medias evitamos la fricción de la piel del pie con el zapato y se reduce notablemente el riesgo de hacernos heridas. Pero a muchas mujeres no les gustan los panties, bien porque no se sienten cómodas, o porque estéticamente nos les agradan. Bueno, pues con vaselina te aseguro que evitarás las rozaduras.

¿Cuál es el procedimiento? Muy sencillo. Una opción es que untes de vaselina toda la superficie del pie, excepto la planta. Otra, es que un día o dos antes de estrenar los zapatos te los pongas en casa y andes un buen rato con ellos. Si te van a rozar, rápidamente notarás como alguna zona del pie comienza a resentirse un poco. Pues bien, ya tienes localizadas las áreas más sensibles donde puedes padecer rozaduras. Antes de ponerte tus zapatos aplícate unas capas de vaselina en esa zona y listo. Si tienes la opción de llevarte el tarrito en el bolso, mucho mejor, ya que en cuanto notes la más mínima molestia podrás aplicar vaselina en la zona.

Este producto lo que hace es formar una fina capa protectora entre la sandalia y la piel a modo de barrera y de verdad que funciona. Podrás aguantar todo el día o toda la noche sin sufrir heridas por roce.

2. Cédelos y ablándalos antes de usarlos

Ceder y ablandar unos zapatos nuevos antes de usarlos es más que recomendable. Cuando el calzado está nuevo siempre está más rígido de lo normal, por lo que el riesgo de heridas es mucho mayor. Por eso, intenta siempre cederlos antes. Un truco fácil y que funciona de maravilla es ponértelos por casa con calcetines y andar con ellos durante un buen rato. También puedes hacer esto mismo pero untando antes de crema hidratante corporal (tipo Dove o Nivea) el interior de tus zapatos o sandalias.

trucos para evitar rozaduras y que no salgan ampollas con zapatos de tacón

De esta manera vas a conseguir ceder tus zapatos y ablandarlos mucho antes de ponértelos y el día en cuestión tus pies no los sufrirán tanto. Por supuesto, no hay que decir que si son de piel el proceso será mucho más rápido y con este truco conseguirás que el día que los estrenes no sientas ninguna molestia.

3. Congélalos

Consigue con un par de bolsas de plástico resistentes con cierre hermético. Llena aproximadamente tres cuartas partes de la bolsa, es decir, un poco más de la mitad de las mismas. Después, introdúcelas en tu calzado ejerciendo una ligera presión hacia la punta para que queden lo más adentro posible.

Repite esta misma operación con el otro zapato y mételos en el congelador. Una vez que el agua pase de líquido a sólido, ganará tamaño e irá rellenando todos los huecos del zapato y ejerciendo presión.

Al día siguiente, saca los zapatos del congelador y déjalos alrededor de 30-40 minutos para que se derrita un poco el hielo y nos permita sacar las bolsas de los zapatos. Con esto, tus zapatos deben haber dado de sí.

4. Plantillas de silicona, salvaslips y taloneras

También son una buena opción. Con las plantillas de silicona evitamos el deslizamiento del pie hacia delante y, por tanto, evitamos la fricción constante con las tiras o superficie del zapato. Otra de sus funciones es que nuestros metatarsos no sufren tanto porque la plantilla cumple una función amortiguadora.

Para que no te duelan los pies y no se te salgan utiliza taloneras

Las taloneras también son efectivas en muchos casos. ¿Cuántas veces hemos estado entre dos números? Mi consejo es que, si te aprietan mucho, siempre escojas en grande ya que con plantilla de piel y taloneras lo puedes solucionar pero, si te están muy pequeños, es más complicado. Cuando ves que te sobra un poco de talón prueba a usar una talonera, ésta rellena el hueco y evita fricción en esa zona tan propensa.

Un truco casero que realmente funciona si no tienes una plantilla a mano es en los zapatos más cerrados o tipo salón, introducir a modo de plantilla un salvaslip, amortigua verdaderamente bien la planta del pie ¿no pierdes nada por probarlo, no?

5. Fuera resbalones

Si al dolor de los tacones le añades la incomodidad de que sus suelas resbalan y tienes que andar apretando el pie para no acabar en el suelo… apaga y vámonos. Para evitarlo tienes varias opciones. Rallar la suela con unas tijeras o una lima de uñas o comprar pequeñas pegatinas antideslizantes que venden en zapateros o supermercados.

Remedios caseros para evitar que te rocen los zapatos nuevos o sandalias

6. Zapatos de repuesto

Nunca viene mal tener unos zapatos de repuesto por si las moscas. Hoy en día existen las bailarinas plegables. No es que sean la comodidad en persona pero cuando nuestros pies ya no pueden más, seguro que las agradecen. Prácticamente es como ir descalza y puedes guardarlas hasta en los bolsitos más pequeños porque ocupan poquísimo. Puedes encontrarlas generalmente en las multi tiendas o grandes almacenes.

Si no quieres perder el glamour con el que saliste de casa, otra opción es llevarte una bolsita con unas cuñas cómodas. De esta forma seguirás llevando algo de altura pero con un calzado más confortable.

¡Mira estas cuñas de Denovas!

Utiliza espartos de repuesto para cambiarte cuando te duelan los zapatos en una boda

7. Plataformas

Las plataformas han cambiado la vida de muchas mujeres. Y es que, los zapatos o sandalias que para muchas antes eran impensables, ahora son posible gracias a este maravilloso invento. La función de la plataforma es que puedas llevar un tacón considerable y ganes altura sin que el quiebre de tu pie lo perciba. La plataforma engaña a nuestro pie porque al elevar la zona donde apoyamos la planta hace que no sintamos el tacón real.

La nueva tendencia son las dobles plataformas. Y es que, ¿no ves algo vulgar las plataformas enormes? Hoy en día han evolucionado mucho. En ocasiones son interiores, por lo que casi ni se aprecian, y el caso que os nombro de la doble plataforma consiste en una plataforma sútil exterior y otra un poco más pequeña que va en la parte interna del zapato. Todos estos modelos llevan doble plataforma. Os aseguro que tienen una gran comodidad y quien los prueba se sorprende muchísimo porque los 12-15 cm de tacón son casi imperceptibles y la sensación es de llevar un zapato de tacón medio.

8. Sandalias con correas

Las sandalias de tiras pueden darnos algún que otro problema si no estamos acostumbradas a andar con tacón o si no tenemos mucha estabilidad. Para estos casos recomendamos usar sandalias con talón cerrado o con correa atada al tobillo ya que este tipo de calzado proporciona mayor sujeción y, por tanto, más estabilidad.

9. Comprar el número correcto

Siempre que vayas a comprarte unos zapatos es mucho mejor que vayas a probártelos por la mañana, ya que a última hora del día es cuando nuestros pies se encuentran más dilatados y doloridos. Recuerda que los pies cansados pueden aumentar hasta media talla.

Si a la hora de comprar unos zapatos tu número habitual te aprieta y uno más te está grande, si no es mucha la presión de tu número habitual y son de piel, sabes que cederán un poco. Pero, si no estás dispuesta a pasar por este proceso, siempre puedes comprarte un número más y solucionar la amplitud con media o una plantilla o con las taloneras de las que hemos hablado para rellenar el espacio trasero.

Recuerda que comprar el número adecuado de nuestro pie es muy importante para evitar rozaduras y dolores indeseables.

Zapatos de fiesta cómodos

Seguir todos estos trucos seguro que te ayudará a llevar mucho mejor tus zapatos o sandalias de tacón pero recuerda que la calidad del calzado que compres también tendrá mucho que ver.

Un calzado de buena calidad fabricado en piel y con hormas estudiadas será infinitamente más confortable que una sandalia sintética cuyos componentes son dañinos en contacto con nuestra piel.

Así que, recuerda que invertir en un zapato de calidad es más que recomendable porque los usarás más, te durarán mucho más tiempo nuevos y cada vez que te los pongas to tendrás que pensar en el suplicio que ello supone… Además, ¿existe mejor sensación que lucir unos taconazos y sentir que no mueres en el intento?

En Denovas todos los zapatos que tenemos son en un 90% españoles y en un 10% italianos o portugueses. Es decir, que son calzado de piel, con una muy buena calidad. Y nuestras más de 70 marcas nos avalan. Pedro Miralles, Paula Urban, Fluchos, Giko, Patricia Miller, Alma en Pena, Giossepo y muchas más.

A continuación te mostramos una pequeña selección de calzado de fiesta cómodo de nuestra tienda online.

Sandalias y peep toes con doble plataforma cómodos

 Denovas te presenta nueve trucos para que no nos duelan los zapatos de tacónsandalias de fiesta cómodascómodos zapatos de tacón Como ceder y ablandar la piel de unos zapatos de novia o de fiestaEvitar rozaduras de zapatos nuevos con vaselinaestrenar zapatos nuevos sin lastimarse los pieslos zapatos de fiesta mas comodos
Zapatos con tacón medio y plataforma

 evitar rozaduras con zapatos o sandalias nuevas usando medias de verano Los tacones medios y las plataformas ayudan a que no nos dual los pies como llevar muy cómodos unos zapatos de tacón Evitar zapatos que lastiman en los tobilos

Con esto cerramos el post de hoy. Deseamos que os haya gustado y, sobre todo, que os sirvan todos estos trucos para poder llevar los tacones sin tener que sufrir demasiado.

¡Hasta la semana que viene!

Compartir en:
Comentarios(3)

3 thoughts on “9 trucos para que no te duelan los zapatos de tacón y evitar rozaduras”

  1. Sus consejos son fabulosos gracias. También quisiera saber si tienen sus zapatos de venta aqui en E U pues tengo interes de algunos agradeceria su información .gracias nuevamente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *